NIÑOS MUERTOS

joaquin-sorolla-bastida-015

Némesis era la diosa griega de la justicia retributiva. Entre sus especialidades estaba castigar niños desobedientes. Némesis también es el título de la última, (y al parecer definitiva) novela de Philip Roth.

Roth lleva toda la vida escribiendo sobre sexo y judíos. A veces también ha escrito sobre judíos que practican sexo o sobre judíos que van al psicoanalista para parlotear sobre su sexualidad.

El escritor, convertido en octogenario y con el premio Príncipe de Asturias a sus espaldas, pensará que, para lo que le queda, mejor centrarse en temas que de verdad importen, esto es: la muerte. Roth ya vislumbra la luz del infinito reverberando a orillas del mar. Probablemente sobre la Bahía de Jersey, no muy lejos de donde creció. Allí saldrá del mundo tal y como entró; cargado de premios, y con la inmortalidad literaria bajo el brazo. Sin embargo, Roth no quiere alcanzar la inmortalidad con sus libros, prefiere, según dicen, no morirse, y punto.

Las novelas de Roth han sido llevadas al cine en varias ocasiones; entre ellas, una adaptación de su exitoso libro La mancha humana y una traslación a la pantalla que realizó Isabel Coixet (miedo) de El animal moribundo. Ambas películas debieron disgustar mucho a Roth. Tanto, que ya no quiere escribir  por temor a lo que el cine haga con su obra.

Némesis viene editada en tapa dura para que la polio no penetre en ella. Némesis, naturalmente, habla sobre la Poliomielitis; enfermedad de cojera o muerte súbita. Los niños del barrio donde Roth creció contraen la Polio como el que agarra un resfriado de entretiempo. En el extremo verano de Newark, la muerte engulle la infancia. Miríadas de niños enfermando, y claro, esto lleva a echar cuentas con Dios.

La muerte de un niño es la prueba irrefutable de que Dios no existe.

El creyente puede ampararse en la justicia divina, en las venganzas celestiales y en los aniquilamientos por necesidad. El creyente no cree, por el contrario, que la diosa Némesis se lleve a los niños solo porque estos no se laven los dientes. Némesis entonces, es una hija de puta.

Roth pone en entredicho a Dios, y poner en entredicho a Dios dentro de la comunidad judía, es, cuando menos, anatema.

Los personajes de la novela se preguntan por qué ataca Eso a sus niños. Eso, sea enfermedad, dioses encolerizados o la más rancia manifestación del mal, es lo que lleva a los hombres a toparse con los muros absurdos. Si un hombre se topa con lo absurdo, y esto es lo que le ocurre al padre de uno de estos niños, no le queda otra que derribarlos a base de fe o salirse del mundo. Uno no puede tener dos hijos luchando en la guerra, expuestos a un peligro constante y que el pequeño, en casa, de la noche a la mañana, se levante con el cuello rígido y muera. Eso, es lo absurdo.

No resulta extraño entonces, que ante semejante realidad, el hombre haya inventado leyendas y mundos utópicos. Si Platón divide el mundo en dos, no es por un mero capricho filosófico. Los griegos, primerizos en el arte de la tragedia, conocían el cambio y el devenir. Todo en constante transformación. El cambio lleva, como es natural, del nacimiento a la destrucción. Los niños de Némesis perecen porque están, de igual modo, sometidos al tiempo. Sus cuerpos enferman y son enterrados. En el mundo de las Ideas, todo permanece inmóvil. Todo cuanto es, lo es siempre. Y de ahí, el cristianismo con un cielo almidonado, donde nada cambia y donde los espíritus brotan en paz. En el cielo de los cristianos, los niños seguirán siendo niños por toda la eternidad. Corretearán entre nubecillas de algodón y chapotearán en los lagos del firmamento.

Estos mundos paralelos deben existir. No pueden ser ficticios porque no puede ser un mundo donde los niños mueran.

Philip Roth, desde luego, ya debe andar preparando una hoja de quejas y reclamaciones a Dios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NIÑOS MUERTOS

  1. Javi dijo:

    Qué severo es el último renglón, compañero…
    Yo soy agnóstico interesado: https://es.wikipedia.org/wiki/Agnosticismo_interesado
    y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s