NO VOY A VER PELÍCULAS FINLANDESAS ¿QUIÉN IRÍA?

luces-al-atardecer-3

Existe una cualidad que es superior a todas las demás: la bondad.Quien de un modo natural, posea dicha inclinación, se habrá salvado.

Aki Kaurismaki es plenamente consciente de que son  estos (los bondadosos), y no los otros (los egoístas de corazón) quienes hacen del mundo, un lugar mejor. Así, toda la filmografía del cineasta finés está poblada por espíritus grandes; y eso, aquí, nos gusta. Mucho.

Esta predisposición o actitud espiritual, estoica y siempre desprendida, es la que tienen todos los héroes del director nacido en Orimattila. Es la actitud elegida por el vagabundo Charlot, que pudiendo optar por la mezquindad o la avaricia, acaba transitando los caminos del amor, la generosidad o el desinterés. El cine de Kaurismaki tiene bastante de chaplinesco; a fin de cuentas, sus personajes, por encima del verbo, eligen  la mirada como modo de expresión. Unas miradas casi siempre tristes, envueltas en una ternura que atraviesa la espesura de las heladas; de los inviernos solitarios.

HITCHCOCK LE DIJO A TRUFFAUT QUE “CRIMEN Y CASTIGO” ERA UNA NOVELA INFILMABLE. YO PENSÉ: YA LES ENSEÑARÉ YO. CON LOS AÑOS ME DI CUENTA DE QUE HITCHCOCK TENÍA RAZÓN.

AKI KAURISMAKI

Las ciudades de Aki Kaurismaki suelen estar habitadas por hombres sin empleo, mujeres de rostro impertérrito y tipos sin memoria. Cuando los primeros consiguen trabajo, se desempeñan como vigilantes nocturnos o conductores de tranvía. Si ellas trabajan, lo hacen en fábricas de cerillas o como camareras en garitos donde las mesas presiden bonitos jarrones con flores. Estos personajes, surgidos del centro de Helsinki, se proyectan hacia otras urbes europeas donde la pobreza y la soledad son igualmente protagónicas. Así, todos siguen los pasos del vagabundo creado por Chaplin;  y al mal tiempo, buena cara. No solo persisten en el frío, el desprecio y la falta de oportunidades; los personajes de Kaurismaki destacan porque aun en medio del vendaval, todavía son capaces de dar más de lo que tienen. Son, para qué engañarnos, seres desinteresados que ofrecen su último trozo de pan aun sabiendo que éste, puede ser el último que les quede para sobrevivir. En un mundo donde el individualismo y la posesión están a la orden del día, Kaurismaki sigue escribiendo sobre olvidados.

No es de extrañar entonces, que una de sus películas más bellas, La vida de Bohemia (La vie de Bohéme, 1992) esté protagonizada por un escritor, un pintor y un músico con problemas para llegar a fin de mes.

Rodada en blanco y negro y a ritmo de chanson francesa, la película es un testimonio tragicómico de cómo la vida destruye cualquier conato de felicidad. La última secuencia del film es, sencillamente, antológica.

SEGÚN LA OFICINA NACIONAL DE TURISMO CON MIS PELÍCULAS HE DESTRUIDO LA IMAGEN DEL PAÍS. OJALÁ SEA CIERTO, ELLOS REPRESENTABAN FINLANDIA COMO UN RENO CORRIENDO AL ATARDECER CON UNA BOTELLA DE VODKA EN LA BOCA.      

AKI KAURISMAKI         

Bien es cierto, que después de recibir un desengaño amoroso, cualquiera desearía tener una mano amiga que lo sacara del apuro, sobre todo si el desamor viene acompañado de una paliza oficiada por tres matones de barrio. La amistad, aunque casi siempre tambaleante y mutable, es el único bien accesible para un hombre sin dinero. Koistinen, el protagonista de Luces al atardecer, (Laitakaupungin valot, 2006) aparece tirado frente a la bahía después de ser apaleado. Desde allí observa el mar y las gaviotas. No le queda nada; ni amor, ni dinero, ni trabajo. Solo se tiene a sí mismo. Con gran empuje, Koistinen se resiste a salir de la vida. Por eso, cuando la vendedora del puesto de perritos calientes aparece para prestarle ayuda, Koistinen dice: <<No voy a morir aquí>>.

La resistencia con la que Kaurismaki reviste a sus personajes es la resistencia de la dignidad. Aunque pobres, estos seres jamás se olvidan de ser personas.

Al cineasta le gustan los perdedores porque él mismo se considera uno de ellos. Pero saber perder no es fácil. Los habitantes de sus películas se reconocen como seres abandonados y lo asumen con una entereza encomiable. Tanta admiración siente Kaurismaki por el hombre que pierde que le rinde tributo con dos trilogías: 1. La trilogía del proletario, compuesta por Ariel, La chica de la fábrica de cerillas y Sombras en el paraíso. 2. La trilogía finlandesa o trilogía del perdedor, que reúne los títulos Nubes pasajeras, Un hombre sin pasado y Luces al atardecer.

HOLLYWOOD MURIÓ EN 1962. DIGO ESE AÑO PORQUE MI CADILLAC ES DE ESE AÑO Y PORQUE RAOUL WALSH HIZO ENTONCES SU ÚLTIMA PELÍCULA.

AKI KAURISMAKI

Hollywood es una mierda. El cine manufacturado allí nos toma por gilipollas y a cambio, engrosamos sus arcas con nuestro dinero de obrero. A Kaurismaki tampoco le gusta Hollywood, tanto es así, que tras ser nominado en la categoría de Mejor película de habla no inglesa por Un hombre sin pasado, desdeñó el premio. Es natural. Uno está hasta el gorro de películas de superhéroes, secuelas, precuelas, remakes, etc.

En regreso al futuro, segunda parte, Marty McFly viajaba al año 2015 descubriendo que, entre otras estupideces dignas del imperio moderno, en el cine estrenaban la decimonovena película de Tiburón (el futuro es ahora). No solo asistimos una y otra vez al eterno retorno de los dictados cinematográficos; sucumbimos a lo pasajero y nos dejamos llevar por modas que, más allá del impacto mediático, desaparecen incluso antes de salir a flote ¿Quién se acuerda hoy de aquel extraño fenómeno que inundaba internet hace tan solo unos meses y que algunos bautizaron como Harlem Shake?

El cine de Kaurismaki se encuentra radicalmente alejado de toda superficialidad posmoderna. Por eso nos gusta, porque es sencillo y sincero. Hollywood es, por tanto, víctima de todo tipo de chufas por parte del director finés. Hollywood merece ser dinamitado desde sus cimientos y empezar de nuevo.

Las películas de Kaurismaki nos gustan porque en ellas, no existen los gilipollas. Por eso y porque son bonitas, melancólicas y jodidamente poéticas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s