#ACTORES

Miranda-Kerr-Purple-01

Nada de lo expuesto a continuación es cierto. Que nadie se dé por aludido. Vosotros sois mi inspiración y la materia con la que construyo relatos, fantasías y otras perversiones. Tampoco te sobreexcites, apenas eres una sombra de lo que edifico. Tú eres importante porque representas un pedazo de vida; un retrato a medio hacer cuyos espacios vacíos relleno con ficciones y cuentos. Si te dibujo erróneamente o describo tu persona desde una perspectiva en la cual no te reconoces, no lo tengas en cuenta; mi visión es siempre restringida. <<El mundo es mi representación>>. Si dedicas tu tiempo al teatro y te enuncio con imperfecciones o taras, no desesperes, es pura superchería. A los filósofos o estudiosos del ejercicio reflexivo, les digo: sois propietarios de un portentoso y ágil aparato crítico; por favor, no me endilguéis el sambenito; al fin de cuentas, milito vuestras mismas filas. Esto no es más que un acto de vanidad, una llamada de atención desde la oscuridad de mi buhardilla; una sublevación contra el tedio de las noches iluminadas y urbanas. Un esbozo rápido e impreciso de lo que conozco. Uno solo debería escribir sobre lo que conoce; en mi caso, la escuela de interpretación y la escuela de pensamiento.

Junto al estudiante de filosofía, el actor es quien más cerca está de rozar la cúpula de lo patológico. El primero, parapetado tras su inconmensurable glosario de términos, el segundo, enfundado siempre en una máscara sempiterna de gestos. Cuando los actores salen de la cueva, cargan con ella como el caracol con la concha. La interpretación los domina y son actores incluso cuando esperan turno en el supermercado. El actor es taimado porque parece sublime aunque por debajo le crezcan corales de inseguridad. Se encasqueta la máscara y a recitar por la vida. Es una estrella y como tal exige tu atención. Grita y vocaliza. Siente con plenitud pero también arremete con plenitud. Algunos memorizan el texto, otros juegan a olvidarlo. Los actores, a base de asumir papeles, acaban por olvidar quién cojones son. Se alimentan de estrés, aplausos y neuras. Se aceptan pirandellianos y acometen cuantos egos se crean capaces de enfrentar. Las actrices, naturalmente, son siempre maravillosas y brillantes. Aunque se muestren impetuosas y cercanas, acaban por revelar opacidad. Son indescifrables y complejas; más que un laberinto, son el minotauro. El actor es otra cosa. Es orgullo y escaparate, lloriqueo de neonato. A veces, recuerdan al niño que llamando la atención de sus padres prueba saltos desde el borde de la piscina << ¡Mamá, mira lo que hago!>> << ¡Mamá, no estabas mirando!>>. El actor, como la actriz, es uno, ninguno y cien mil. Detestable y a la vez digno de elogio. Su capacidad seductora no conoce límites. Es arrogante pero tremendamente delicado. Es capaz de apaciguarte en cuanto empieza la representación. Juegan a la seducción sabiendo que sin ellos, no eres nadie. Caprichosos; en su mundo, sus reglas. Están aquellos que no toleran críticas y aquellos que buscan la perdición. El actor, como la actriz, es siempre un tipo psicológico problemático y por lo tanto, una mina de inagotable atracción. Una actriz arrasaría ella sola con Nueva Orleans y todos los tranvías de deseo, cinco son el diluvio universal. En ocasiones son ninfas; la mayor de las veces, sirenas. Mujeres de dientes afilados y lenguas como sables persas. Nunca discutas con una actriz, juegan al derrumbe. Por lo general, el actor es mucho de exponer sentimientos. Llora con facilidad y, si no entiende al personaje, te persigue con preguntas absurdas hasta el final. Nunca debemos apartar la mirada del actor porque en caso contrario, puede quedar convertido en piedra. Eso, o un grito desde el proscenio: << ¡Mamá, no estabas mirando!>>.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s